6/12/17

Asma: informacion y tratamientos: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entr...

Asma: informacion y tratamientos: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entr...: Estudio vincula a las hormonas con mayor asma entre las mujeres Investigaciones anteriores identificaban otros factores, como la exposició...

Muchas mujeres reciben frotis de Papanicolaou innecesarios, halla un estudio [6-12-17]


Muchas mujeres reciben frotis de Papanicolaou innecesarios, halla un estudio

Generalmente, no se recomienda la prueba de exploración del cáncer cervical tras una histerectomía o para las mujeres mayores de 65 años

Los médicos de EE. UU. usan excesivamente los frotis de Papanicolaou para la exploración del cáncer cervical en algunos grupos de mujeres, según un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que mujeres a quienes se habían extirpado los órganos sexuales y otras a las que se considera que tienen demasiada edad como para preocuparse del cáncer cervical están entre las que reciben la prueba.

"Casi dos terceras partes de las mujeres que se habían sometido a una histerectomía reportaron haberse hecho un frotis de Papanicolaou recientemente", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Utah la coautora del estudio, Deanna Kepka, profesora asistente del Colegio de Enfermería de la universidad.

"La mitad de las mujeres mayores de 65 años sin antecedentes de cáncer cervical también reportaron un frotis de Papanicolaou reciente", apuntó Kepka, quien también es investigadora del Instituto Oncológico Huntsman en Salt Lake City. "Esto representa a 14 millones de mujeres de EE. UU. que se hacen un procedimiento innecesario".

Un frotis de Papanicolaou conlleva extraer células de la superficie del cuello uterino y examinarlas bajo el microscopio en búsqueda de anomalías.

Dado que las mujeres mayores tienen un riesgo muy bajo de contraer un cáncer cervical de crecimiento lento, los frotis de Papanicolaou no benefician a las mujeres mayores de 65 años sin antecedentes de cáncer cervical ni afecciones precancerosas, apuntó Kepka.

También dijo que las mujeres que se han sometido a histerectomías no se benefician de un frotis de Papanicolaou porque casi todas ellas ya no tienen cuello uterino, que es el objetivo específico de este tipo de prueba.

Para el estudio, Kepka y colaboradores examinaron datos de la Encuesta nacional de entrevista de salud de 2010. Sus hallazgos aparecen en la edición en línea del 25 de noviembre de la revista JAMA Internal Medicine.

"Sabíamos que había un uso excesivo del frotis de Papanicolaou, porque los pocos estudios sobre las pruebas para la exploración del cáncer mostraron un uso excesivo hace diez años", apuntó Kepka. "Pero nos chocó ver tan poco cambio en los últimos 10 años".

"Esperábamos ver un mejor uso de la prueba durante la década siguiente a medida que se hicieron cambios en la infraestructura de la atención sanitaria", comentó. Los expedientes médicos electrónicos, los sistemas de recordatorios a los médicos y las nuevas estrategias para mejorar la calidad de la atención podrían promover unas prácticas coherentes con las directrices entre los profesionales clínicos, señaló.

25/11/17

Relacionan los niveles elevados de insulina con el cáncer de mama [25-11-17]


Relacionan los niveles elevados de insulina con el cáncer de mama

Un estudio encuentra una asociación potente en las mujeres posmenopáusicas

Las mujeres posmenopáusicas con niveles elevados de insulina podrían estar en mayor riesgo de cáncer de mama, según un estudio reciente.

Investigadores del Colegio de medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva en la ciudad de Nueva York encontraron una asociación contundente entre niveles elevados de insulina en la sangre y un mayor riesgo de cáncer de mama. Sus hallazgos fueron publicados en línea en la revista International Journal of Cancer.

"Hasta ahora, apenas algunos estudios han investigado de forma directa si los niveles de insulina se asocian al riesgo de cáncer de mama", apuntó Geoffrey Kabat, autor principal y epidemiólogo del departamento de epidemiología y salud poblacional del Einstein. "Nuestro estudio involucró el análisis de medidas repetidas de insulina tomadas durante varios años, lo que nos provee con una imagen mucha más precisa de la posible asociación entre los niveles de insulina y el riesgo de cáncer de mama".

El equipo de Kabat examinó los datos de 5,450 mujeres que participaron en la Iniciativa de salud de la mujer, un estudio de gran tamaño que observó cómo varios factores influenciaban la salud de las mujeres. Los investigadores encontraron que las mujeres con niveles de insulina en el tercio superior tenían el doble de probabilidades de desarrollar cáncer de mama que las mujeres del tercio inferior. El equipo también descubrió que la relación entre los niveles elevados de insulina y el cáncer de mama fue mayor para las mujeres delgadas que para las obesas, que tienden a tener niveles más altos de insulina.

"Este hallazgo es potencialmente importante, porque indica que, en las mujeres posmenopáusicas, la insulina tal vez sea un factor de riesgo para el cáncer de mama que es independiente de la obesidad", señaló Kabat en un comunicado de prensa.

El estudio sigue en curso, pero Kabat recomienda que las mujeres posmenopáusicas traten de mantener la insulina a niveles normales a través de pérdida de peso, ejercicio regular y otros métodos.

Psicopatas, Narcisos y Sociopatas: "Los diez mandamientos de la mujer" - Imagen

Psicopatas, Narcisos y Sociopatas: "Los diez mandamientos de la mujer" - Imagen

21/11/17

Las mujeres sexualmente satisfechas tienen un mejor bienestar general y más vitalidad [21-11-17]


Las mujeres sexualmente satisfechas tienen un mejor bienestar general y más vitalidad

Pre-y post-menopáusicas que se auto-calificaron a sí mismas como sexualmente satisfechas tenían una puntuación general más alta que el bienestar psicológico y las calificaciones de “bienestar positivo” y “vitalidad”, en comparación con las mujeres sexualmente insatisfechas en un estudio de 295 mujeres sexualmente activas a más de dos veces al mes. El estudio, publicado hoy en The Journal of Sexual Medicine, también reveló una asociación positiva entre la edad y el bienestar, sino una asociación negativa para la salud en general.

Los problemas sexuales más comunes en el ámbito de la sexualidad en consenso con las mujeres se relacionan con el deseo sexual y el interés, el placer y la satisfacción, y para la mayoría de las mujeres son parte de la experiencia sexual en general, y están íntimamente relacionados. En contraste con los estudios de intervenciones para la disfunción eréctil masculina, se benefician del tratamiento en mujeres con disfunción sexual no se puede medir simplemente por la frecuencia de los eventos sexuales, las mujeres suelen seguir siendo sexualmente activas a pesar de un alto grado de insatisfacción sexual. Así, la frecuencia de auto-reporte satisfactorio evento sexual se ha utilizado como resultado principal en estudios recientes.

Para evaluar si existe una correlación entre la satisfacción sexual y el bienestar, el equipo de investigadores australianos contrato a mujeres de la comunidad de 20-65 años de edad, identificados como satisfechas o insatisfechas con su función sexual.A los participantes también les hicieron preguntas para determinar si eran pre o post menopáusica, con la contratación a puerta cerrada cuando había un número igual de mujeres en cada uno de los cuatro subgrupos.

“Queríamos explorar la relación entre la satisfacción sexual y el bienestar en las mujeres de la comunidad, y para ver si había alguna diferencia entre mujeres pre y posmenopáusicas”, dijo el autor principal Dra. Sonia Davison, de la Women’s Health Program de la Universidad Monash, Australia. “Encontramos que las mujeres que estaban sexualmente insatisfechas tenían menos bienestar y menor vitalidad. Esta conclusión pone de relieve la importancia de abordar estas áreas, como parte esencial de la salud de la mujer, porque las mujeres pueden estar incómodas en hablar de estos temas con su médico.”

“El problema con la interpretación de este hallazgo es que es imposible determinar si las mujeres tenían menos satisfacción que bienestar, ya que eran sexualmente insatisfechas, o si ocurre lo contrario, de manera que las mujeres que comenzaron con un menor bienestar en segundo lugar, tienden a mantener relaciones sexuales descontentas”, agregó Davison. “Como tal, las terapias farmacológicas destinadas a tratar la disfunción sexual puede tener efectos secundarios sobre el bienestar, y lo contrario puede ser verdad”.

Como más del 90% de las mujeres en este estudio reportaron su actividad sexual con un socio, y fue iniciado por el socio al menos el 50% del tiempo, la actividad sexual de las mujeres pueden haber sido afectadas por la presencia de socios (o ausencia), la salud del socio, y la función sexual, que no fueron abordadas en este estudio. “El hecho de que las mujeres que se auto-identificaron como insatisfechas han mantenido su disconformidad en el nivel de actividad sexual denunciando lo que probablemente represente el comportamiento y las expectativas del Marido-Amante”, dijo la profesora Susan Davis, autor principal de este estudio, también basado en el Women’s Health Program de la Universidad Monash , Australia. “También refuerza el hecho de que la frecuencia de la actividad sexual en la mujer no puede ser empleado como un indicador fiable del bienestar sexual”.

El Editor dice: “Estamos orgullosos de publicar este estudio muy importante en la salud sexual de las mujeres”, dijo el Dr. Irwin Goldstein,-en-Jefe de la Revista de Medicina Sexual. “Este amplio estudio realizado en la comunidad hace hincapié en el papel y la importancia de la salud sexual de las mujeres en la salud general de la mujer y el bienestar.La Crítica de los esfuerzos anteriores de médicos equivale a mejorar la satisfacción de una mujer con su vida sexual como” medicalización”. Dr. Davison y co – la búsqueda personal ayudará a los profesionales de cuidado de la salud a reconocer la necesidad de la salud de la mujer en general e incluir el cuidado de la salud sexual de la mujer “.

1/11/17

Ejercicio y alimentación, claves contra la osteoporosis [1-11-17]

 
Ejercicio y alimentación, claves contra la osteoporosis

Los huesos se quiebran como galletas, y si no se quiebran en los hechos, se quiebran en la mente, porque un diagnóstico de osteoporosis genera la sensación de que el esqueleto se tambalea únicamente por existir. Pero hay maneras de evitar este cuadro.

El ejercicio y la alimentación son lo más importante para la prevención", destaca Santiago Córdova-Egüez, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Medicina Reproductiva y profesor en la Universidad San Francisco de Quito. "Es algo tan sencillo como caminar 20 minutos por día, y recibir un poco de sol".

A las jóvenes "le decimos que no fumen, que hagan ejercicio, porque el ejercicio ayuda a la microarquitectura ósea", insiste Daniel Peña, especialista del Centro Diagnóstico de Osteoporosis de México. "Nos preocupa que las muchachas, por hacer dieta, no comen queso porque consideran que engorda, y pierden la fuente natural de calcio".

Como parte de la campaña de la Fundación Internacional de Osteoporosis, siete reinas de belleza (entre ellas, la venezolana Pilín León, Mis Mundo 1981) pidieron a niñas y adolescentes del planeta que no sacrifiquen sus huesos por alcanzar un ideal de belleza en el que impera la delgadez. "Desde los 35 años de edad se pierde hueso; por lo tanto, se deben utilizar suplementos de calcio y vitamina D (1.200 miligramos de citrato de calcio), porque no es suficiente con la alimentación", puntualiza Córdova-Egüez.

Epidemia silente

Tal vez se asocia la enfermedad con países gobernados por el frío, llenos de mujeres delgadas y de tez blanca, pero los números indican lo contrario. La osteoporosis "es una epidemia en el mundo, y lo es también para América Latina, donde ha aumentado la incidencia", asegura Córdova-Egüez. "18% de las latinoamericanas en menopausia tiene osteoporosis; es decir, 2 de cada 5. Esta es una de las afecciones más importantes del planeta, porque sólo da síntomas cuando está muy avanzada". También la padecen los hombres: 1 varón por cada 4 mujeres; en ellos, se relaciona con el consumo de ciertos medicamentos (como corticosteroides), tabaquismo, alcoholismo.

Estudios liderados por Gregorio Riera, director del Centro de Estudios del Metabolismo Óseo de la Universidad de Carabobo, revelan que 40% de las mujeres mayores de 50 años presenta osteopenia, y 26%, osteoporosis. Por encima de los 70 años de edad, sólo 10% de la población posee masa ósea normal.

En Venezuela hay 10 fracturas por día por esta razón, y 17% de las personas fallece en los primeros 4 meses, de acuerdo con las investigaciones de Riera. Frecuentemente se rompen el antebrazo, la cadera, las vértebras. Las víctimas de una rotura de cadera suelen quedar con discapacidad.

La desnutrición en el continente "impide que niñas y niños alcancen el adecuado pico de masa ósea. Todas y todos nacemos con el potencial para tener huesos de buena calidad, pero sin la buena alimentación, estaremos en problemas", lamenta Córdova-Egüez. El experto propone que los estados aporten a las y los infantes un vaso de leche al día (en el desayuno), que fomenten el deporte y que prohíban la publicidad de cigarrillos.

Si a alguien le encuentran osteopenia, "el tratamiento indicado son los suplementos de calcio, reforzar la alimentación y la actividad física". Si la mujer llegó a la menopausia y le detectaron osteoporosis, refiere el médico, "lo recomendable es individualizar el caso, y administrar fármacos contra la enfermedad, terapia de reemplazo hormonal y suplementos de calcio".
 

25/10/17

Adecuada nutrición puede prevenir el cáncer de mama y uterino, revelan [25-10-17]

  
Adecuada nutrición puede prevenir el cáncer de mama y uterino, revelan

La obesidad, la alimentación inadecuada, la falta de actividad física, consumo de alcohol y tabaco son factores de riesgo que contribuyen al desarrollo del cáncer de mamas y de cuello uterino, informó Mauro Reyes Acuña, director general de la Dirección de Salud (DISA) IV Lima Este del Ministerio de Salud.

En la etapa de vida adulta (20 años) deben modificarse los estilos de vida inadecuados, el no tener horarios de alimentación por el trabajo, actividades recreativas, sumados al crecimiento poblacional que conduce a una vida sedentaria con el riesgo de desarrollar algún tipo de neoplasias, agregó.

Por tal motivo, las féminas deben de prevenir los factores de riesgo y en el caso de las mujeres sexualmente activas deben de realizarse el examen de Papanicolaou y el auto examen de mamas para detectarlas a tiempo y tener un tratamiento oportuno, porque el cáncer si se cura, comentó Reyes Acuña.

Por su parte, el nutricionista Persy Baca, de la DISA IV Lima Este, afirmó que “somos lo que comemos” y debemos optar por una alimentación saludable, balanceada y anti cancerígena que contenga proteínas de origen animal: huevo, leche descremada, carnes blancas (pescado y pollo).

También carbohidratos como cereales (quinua, kiwicha, trigo, cebada, arroz), menestras (fríjol, pallares, lentejas, garbanzos), granos (maíz), tubérculos (papa, yuca, camote) y las grasas de origen vegetal como aceite de: (oliva, canola, maíz, soya) agregados en forma natural a las ensaladas.

Asimismo, consumir vitaminas y minerales presentes en las verduras (espinacas, acelga, repollo, brócoli, cebolla) y frutas de estación (naranja, mandarina, papaya, plátano de isla, piña, etc.) las que deben consumirse 5 raciones diarias como mínimo, mas 2 litros de agua al día (8 a 10 vasos) y a la práctica de actividad física en forma permanente durante 30 minutos diarios (caminata, trote, aeróbicos) constituyen la mejor forma de prevenir el cáncer de mama y cuello uterino.

Paralelamente, puntualizó que el chequeo médico consistente en medición de la presión arterial, exámenes de laboratorio como glucosa, colesterol, triglicéridos, hemoglobina y la evaluación nutricional es fundamental para tener un plan de alimentación saludable, balanceado y personalizado.


Alimentos prohibitivos:

  • Carbohidratos refinados:(productos de pastelería, fideos, golosinas, galletas con relleno, chocolates y azúcares).
  • Frituras (pollo frito, papas fritas, chizitos, piqueos, nugget, etc.) por su elevado contenido de sal, grasa, colorante y aditivo químicos.
  • Gaseosas y Jugos Industrializados por su elevado contenido de azúcar y/o edulcorantes, colorantes y otros aditivos químicos.

Es importante desarrollar una cultura del consumidor en la que la elección cada producto que se compre se revise el etiquetado principalmente del contenido nutricional.

18/10/17

La menopausia aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 [18-10-17]


La menopausia aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 

Los cambios metabólicos asociados a la llegada de la menopausia aumentan el riesgo de padecer diabetes tipo II en la mujer. “Además de ser más frecuente en la mujer”, explica el doctor Santiago Palacios , presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM), “la diabetes aumenta el riesgo cardiovascular en las mujeres más que en los hombres, de forma que la relación de infartos en mujeres diabéticas con respecto a infartos en varones diabéticos es 4:2”.


En el desarrollo de la enfermedad cardiovascular en el hombre, son más importantes los factores de riesgo asociados que la propia diabetes, mientras que en la mujer sucede lo contrario. Según el doctor Palacios, “la diabetes causa efectos adversos más marcados sobre la concentración de triglicéridos y colesterol en mujeres que en hombres y se asocia con frecuencia a otros factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial y obesidad”.


“Si tenemos en cuenta que el factor protector de la mujer premenopáusica, los estrógenos, desaparece con la menopausia, igualándose el riesgo cardiovascular a la de los varones de la misma edad, debemos dar especial importancia a la prevención, sobre todo en las mujeres diabéticas”, añade el doctor Palacios. En este sentido, la primera causa de mortalidad en la mujer española tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular.


La importancia de la alimentación en la mujer menopáusica aumenta en aquellas mujeres con diabetes. Por una parte, una dieta equilibrada y baja en calorías mejora el control de la diabetes y, por otra parte, en palabras del presidente de la AEEM, “una de las causas más importantes de la diabetes en la mujer menopáusica es la obesidad, por lo que es fundamental adoptar una alimentación sana, equilibrada y cardiosaludable para evitar la obesidad e intentar evitar o retrasar la aparición de diabetes”.


A este respecto, en las mujeres con diabetes, un buen control metabólico es fundamental para evitar o retrasar posibles complicaciones asociadas, como retinopatía, neuropatía, nefropatía y enfermedad cardiovascular, por lo que los expertos recomiendan tener una dieta equilibrada y adecuada y no cometer excesos en Navidades.


Tanto para prevenir la obesidad, y con ello la diabetes, como para mejorar el control metabólico en la mujer con diabetes, los expertos recomiendan realizar actividad física moderada y de forma regular y disminuir la ingesta de calorías en la última parte del día, sobre todo en la cena, reforzando ésta, a su vez, en el desayuno. En este sentido, la dieta ideal es diferente para cada persona, ya que para adquirir esa idoneidad debe ajustarse a las necesidades personales de cada uno. Según el doctor Palacios, “para que una dieta sea saludable y resulte efectiva debe adecuarse al peso, edad, sexo y características particulares de la persona (si padece diabetes, hipertensión, etc.)”.

Mujer y diabetes tipo II


La prevalencia de la diabetes mellitus tipo II se estima en un 6% de la población (90-95% de las personas con diabetes), aumentando la prevalencia de forma significativa en relación a la edad: alcanza cifras entre el 10-15 % en la población mayor de 65 años, y el 20 % si consideramos sólo a los mayores de 80 años. “Si en España hay más de 8 millones de mujeres con 50 años o más, edad media de la llegada de la menopausia, podemos estimar que más de medio millón de mujeres en esta etapa de la vida padecen diabetes tipo II”, afirma el doctor Palacios. Si trasladamos estos datos a la población Madrileña , podemos concluir que más de 350 mil personas sufren diabetes tipo II.


La diabetes tipo II se origina por la combinación de una disminución del efecto de la insulina que actúa en el organismo, asociado a la incapacidad de las células beta del páncreas para producir cantidades adecuadas de insulina. “Esta situación”, añade este experto, “se presenta con mayor frecuencia tras la menopausia, por lo que la presencia de la diabetes en la mujer aumenta en la etapa de la posmenopausia”.


En cuanto a la relación entre diabetes y enfermedad cardiovascular, ésta es la causa principal de muertes relacionadas con la diabetes, de forma que la mortalidad por esta patología en adultos es de 2 a 4 veces mayor que la mortalidad en adultos sin diabetes.


Además, alrededor del 70% de los fallecimientos de pacientes con diabetes mellitus tipo II son debidos a la cardiopatía coronaria y aproximadamente el 20% de los pacientes con diabetes tipo II presenta angina de pecho y corren un riesgo de infarto de miocardio similar al de una persona no diabética que ya ha sufrido un infarto previo. A este respecto, el doctor Palacios hace hincapié en que, “teniendo en cuenta el aumento del riesgo cardiovascular en la mujer tras la menopausia y que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de mortalidad femenina en esta etapa de la vida, la mujer menopáusica con diabetes debe ser tratada y atendida desde el punto de vista de paciente cardiovascular”.


Mujer y síndrome metabólico


La adopción de ciertos hábitos por parte de la mujer y el aumento de la prevalencia del síndrome metabólico (presencia simultánea de 3 o más de los siguientes factores: insulinorresistencia o diabetes, cifras elevadas de presión arterial y colesterol, niveles bajos de colesterol HDL y obesidad) está incrementando la frecuencia de trastornos del corazón y del sistema cardiovascular en este colectivo de la población.


Entre los factores que componen el síndrome metabólico, el doctor Palacios destaca especialmente la obesidad, por ser ésta más frecuente en la mujer que en el hombre a cualquier edad. Así, en España, el 14% de las mujeres adultas padece obesidad y el 53% presenta sobrepeso. A este respecto, diversos estudios epidemiológicos han puesto de relieve que un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 30 (resultado de dividir el peso en Kg. entre la medida de la estatura en metros al cuadrado) aumenta 3 veces el riesgo de padecer diabetes tipo II, casi 2 veces el de tener hipertensión arterial y 1,5 veces el de sufrir una dislipemia, principales factores de riesgo cardiovascular.


A este respecto, diversos estudios epidemiológicos han puesto de relieve que un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 30 (resultado de dividir el peso en Kg entre la medida de la estatura en metros al cuadrado) aumenta 3 veces el riesgo de padecer diabetes tipo II, casi 2 veces el de tener hipertensión arterial y 1,5 veces el de sufrir una dislipemia, principales factores de riesgo cardiovascular.


Asociación Española para el Estudio de la Menopausia


La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) es una organización de profesionales sin ánimo de lucro, destinada al Estudio del Climaterio. En la actualidad, está formada por unos 1.000 socios de distintas especialidades como ginecología, reumatología, endocrinología, atención primaria, enfermería, etc. y surge de la inquietud de una serie de médicos por el estudio de la menopausia.

Entre los objetivos de la AEEM, destacan el fomentar, desarrollar y promover el estudio del climaterio, informar a la mujer sobre su salud y acerca de las medidas preventivas para alcanzar una madurez sana, y divulgar, informar y concienciar a la sociedad en general acerca de esta etapa de la vida de la mujer. “Para ello”, explica el doctor Palacios, “también tenemos que lograr que los especialistas estén dispuestos y preparados para conseguir este objetivo, de forma que el grado de formación e información en la sociedad empiece por el médico, por lo que la AEEM sigue formando a los especialistas sobre los últimos avances y descubrimientos relacionados con la mujer para poder diagnosticar sus enfermedades, prevenirlas y tratar